¿Sabías que es posible la impresión 3D con ondas de sonido? Increíble, ¿verdad?

Hasta ahora existían dos técnicas de impresión 3D principales: la primera y más frecuente es fundiendo polímeros u otros materiales con calor y la otra, menos común, es a través de radiación lumínica, que solidifica resinas líquidas por medio de haces. La impresión 3D con ondas o impresión directa con sonido podría erigirse en una tercera opción. Y, además, con una precisión inédita que permita crear estructuras de gran complejidad.

Esta idea fue desarrollada por los investigadores de la Concordia University de Canadá y consiste en utilizar ultrasonidos con una longitud de onda específica para generar zonas con reactividad química en una solución líquida de polímeros. Las ondas sónicas ocasionan fuertes cambios de presión en burbujas de aire microscópicas cuya temperatura aumenta hasta cerca de 15 mil grados kelvin durante unos picosegundos (billonésima parte de un segundo).

La materia prima empleada en el proceso es un polímero llamado PDMS que suele utilizarse en la impresión aditiva. Sin embargo, gracias al campo ultrasónico modulable se puede llevar a cabo el proceso de impresión 3D punto por punto, como si fueran píxeles de una imagen.

Por Cruz Santillana

Asturiana, apasionada de la tecnología, el emprendimiento y el marketing online. Community manager y redactora en Asturtic.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *