La emoción llenó el aire en la segunda edición de la Feria de Ciencia e Innovación en La Fábrica de Armas de La Vega, donde la comunidad asturiana demostró su ferviente compromiso con la ciencia. Este evento, que congregó a 1.750 alumnos de diversos rincones, se erigió como un escaparate de la vanguardia científica y tecnológica.

Desde los intrincados laberintos de la robótica hasta los prometedores campos de la energía limpia y la agroalimentación, la feria ofreció un viaje emocionante a través de la innovación. Los estudiantes, provenientes de los centros educativos del Principado, se sumergieron en un mundo donde la ciencia se entrelaza con la creatividad y la diversión.

El entusiasmo era palpable entre los jóvenes del Instituto Valle Turón al descubrir que la ciencia no solo se limita a los libros, sino que también florece en lugares inesperados, como la galería de emergencia del Pozo Carrio, donde se planea un proyecto de cultivo revolucionario.

Desde la Universidad de Oviedo hasta el Instituto Sánchez Lastra, los estudiantes se maravillaron con las maravillas tecnológicas exhibidas, desde un monoplaza de diseño propio hasta manos robóticas que desafían los límites de la imaginación.

El espíritu emprendedor también brilló en la feria, con el éxito fulminante de una startup asturiana que, en tan solo un mes, conquistó el mercado con una aplicación innovadora que revela nuestra edad biológica.

La ciencia ficción se convirtió en realidad con la presencia del robot cuadrúpedo Alisys, cuya agilidad eclipsó incluso a Asturioxity, el homólogo asturiano del legendario Curiosity de la NASA, ahora explorando los confines de Marte.

Adrián Barbón, reafirmó el compromiso de Asturias con la conciencia y la ciencia, destacando el papel fundamental de la juventud en este viaje hacia el futuro. Acompañado por distinguidas personalidades, recorrió los pasillos de la exposición, admirando el ingenio y la dedicación de los expositores.

La Feria de Ciencia e Innovación no solo celebra los logros del presente, sino que también traza el camino hacia un futuro donde la ciencia y la tecnología serán pilares fundamentales del progreso. En palabras del consejero de Ciencia, Borja Sánchez, la ciencia, la tecnología, y las matemáticas son la esencia misma del futuro de Asturias, y eventos como este son el primer paso hacia ese horizonte prometedor.

Por Cruz Santillana

Asturiana, apasionada de la tecnología, el emprendimiento y el marketing online. Community manager y redactora en Asturtic.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *