a shark with a blue star

Twitter, una de las redes sociales más importantes y populares del mundo, ha generado polémica en los últimos días tras anunciar que retirará la marca de verificación azul a las cuentas que no paguen una suscripción, salvo a ciertas personalidades y empresas.

La marca de verificación azul es un distintivo que Twitter otorga a las cuentas que han sido verificadas como auténticas y de interés público. Esta marca ha sido utilizada por muchos usuarios para demostrar su credibilidad y su importancia en el ámbito digital.

Sin embargo, a partir de ahora, Twitter ha decidido retirar la verificación azul a aquellas cuentas que no paguen una suscripción mensual. Según la red social, esta medida busca generar ingresos y ofrecer una mejor experiencia a aquellos usuarios que pagan por sus servicios.

La decisión ha generado un gran revuelo entre los usuarios de la red social, especialmente entre aquellos que habían logrado obtener la marca de verificación azul sin tener que pagar por ella. Muchos de ellos han expresado su descontento en las redes sociales y han acusado a Twitter de estar generando una discriminación entre los usuarios.

La polémica se ha intensificado aún más después de que Twitter anunciara que ciertas personalidades y empresas mantendrán su verificación azul, aunque no paguen la suscripción mensual. Según la red social, estas cuentas han sido consideradas como de gran interés público y por lo tanto merecen mantener su distintivo.

Ante estas críticas, Twitter ha intentado justificar su decisión argumentando que la marca de verificación azul no es un derecho, sino un privilegio que otorga la red social a aquellos usuarios que cumplan con ciertos requisitos. Asimismo, ha asegurado que la medida no afectará a la calidad del servicio que ofrece a los usuarios.

En cualquier caso, la decisión de Twitter ha generado un gran revuelo entre los usuarios y ha generado una discusión en torno a la importancia de la marca de verificación azul y su relación con el pago por servicios digitales. Habrá que ver cómo evoluciona la situación en los próximos días y si Twitter decide modificar su política al respecto.

Por Cruz Santillana

Asturiana, apasionada de la tecnología, el emprendimiento y el marketing online. Community manager y redactora en Asturtic.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *