Leucemia infantil causada en la fase prenatal

Una investigación revela el origen prenatal de la leucemia infantil. Un estudio conjunto de diversas instituciones ha arrojado luz sobre el origen de ciertos casos de leucemia infantil, sugiriendo que la enfermedad puede gestarse durante el desarrollo fetal, aunque no se manifieste hasta más adelante en la vida del niño.

La investigación, publicada en la revista Leukemia, fue llevada a cabo por un equipo de científicos del Instituto de Oncología de la Universidad de Oviedo (IUOPA), el Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras, la Universidad de Barcelona y el Centro de Investigación Biomédica en Red Cáncer (CIBERONC).

La leucemia mieloide aguda se posiciona como el segundo tipo más común de leucemia aguda en la infancia y suele diagnosticarse en los primeros meses de vida, lo que había generado la hipótesis de un posible origen prenatal para el tumor. Sin embargo, la confirmación de esta teoría había sido difícil debido a la falta de muestras prenatales o del momento del parto.

El estudio identificó una oportunidad única de investigación a través de un caso específico: un bebé diagnosticado con leucemia mieloide aguda a los cinco meses en el Hospital Niño Jesús de Madrid, cuyos padres habían conservado la sangre del cordón umbilical.

Utilizando técnicas de medicina de precisión, los investigadores examinaron el genoma completo del tumor, revelando solo dos alteraciones cromosómicas, en contraste con las miles encontradas en casos adultos. Esto permitió diseñar un método de diagnóstico personalizado y plantear nuevas preguntas sobre el origen y la evolución de la enfermedad.

El análisis de muestras de sangre del bebé antes del diagnóstico, gracias a la preservación del cordón umbilical, reveló que una de las alteraciones cromosómicas ya estaba presente en células madre hematopoyéticas del feto, mientras que la otra surgió posteriormente, contribuyendo a la malignidad de las células leucémicas.

Los investigadores de la Universidad de Oviedo, el Instituto Josep Carreras y la Universidad de Barcelona lideraron el estudio, con la colaboración de varias instituciones y el apoyo financiero de diversas entidades. Estos investigadores no solo proporcionaron una comprensión más profunda del desarrollo de la leucemia infantil, sino que también abrieron nuevas vías para la investigación y el tratamiento. Identificaron alteraciones genómicas específicas y su relación con la enfermedad, lo cual ofrece oportunidades para desarrollar modelos celulares y animales que simulen la progresión de la enfermedad. Además, descubrieron un mecanismo molecular previamente no observado en este tipo de leucemia, ofreciendo una nueva perspectiva sobre los procesos biológicos involucrados en la malignidad de las células leucémicas. Este conocimiento es fundamental para desarrollar terapias más efectivas y específicas que puedan dirigirse a las características genéticas únicas de cada tumor.

Por Cruz Santillana

Asturiana, apasionada de la tecnología, el emprendimiento y el marketing online. Community manager y redactora en Asturtic.