Las pymes asturianas y su desafío en la gestión de residuos

En un evento organizado el pasado domingo, se abordó el desafío que enfrentan las pequeñas y medianas empresas (pymes) en Asturias en la gestión de sus residuos. Bajo el lema «Las pymes, ante el reto de la gestión ambiental», expertos destacaron la importancia de la economía circular y las oportunidades que presenta para las empresas.

La jornada se centró en la aplicación de la economía circular, resumida en la regla de las tres R: reducir, reutilizar y reciclar. Paz Orviz, gerente de Cogersa, subrayó la relevancia de esta estrategia para las pymes, señalando que estas empresas son cruciales en la gestión de residuos. A pesar de los avances, queda mucho por hacer en la interlocución con las empresas para garantizar el cumplimiento de las obligaciones ambientales.

Guillermo Salas, delegado de cuentas nacionales de PreZero, presentó el enfoque de su empresa en la gestión de residuos, destacando la importancia de la parte humana en este proceso. PreZero ofrece servicios digitales y acompañamiento personalizado a las pymes para facilitar su transición hacia un modelo más sostenible.

Alberto González, director general de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), resaltó los desafíos que enfrentan las pymes en este ámbito, incluido el exceso de regulación. Sin embargo, destacó el potencial de la economía circular para mejorar la competitividad de las empresas y señaló la disposición de muchas compañías a implementar medidas en este sentido.

Pablo García-Vigón, presidente de la Federación de Áreas Empresariales de Asturias (Areas), subrayó la importancia de la sensibilización y la educación en la diferenciación de residuos industriales. También hizo hincapié en la necesidad de simplificar los procedimientos administrativos y promover la digitalización para facilitar la gestión de residuos.

Las pymes asturianas enfrentan el desafío de una gestión adecuada de sus residuos, pero también encuentran en la economía circular una oportunidad para mejorar su competitividad y contribuir a un futuro más sostenible. A pesar de los obstáculos, existe un claro compromiso por parte de empresas y entidades para avanzar hacia prácticas más responsables y eficientes en la gestión de los recursos y residuos.

Por Cruz Santillana

Asturiana, apasionada de la tecnología, el emprendimiento y el marketing online. Community manager y redactora en Asturtic.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *